Tuesday, 04 August 2015

La FIFA, Concacaf sus tranzas y el casi infarto de uno de los ladrones mayores de conmebol

Written by  Published in Adriana Sarabia Wednesday, 03 June 2015 18:49
Rate this item
(0 votes)

Casi se infarta cuando supo que tenia juicio por ladron en una corte Neoyorkina

 

Los turbios negocios alrededor de la Copa América Centenario, que se jugará en junio de 2016 en Estados Unidos, fueron la gota que colmó dos décadas de sobornos y lavado de dinero al interior de las federaciones regionales FIFA, según se desprende de la acusación presentada el miércoles 27 de mayo por la fiscalía de Nueva York contra 14 figuras del fútbol mundial.
El escándalo provocó este martes la renuncia de Joseph Blatter, quien hace cuatro días fue reelecto presidente de la FIFA por un quinto periodo consecutivo.
El documento sugiere que la ambición de multiplicar exponencialmente sus ganancias fue el motor que animó a los acusados a promover y a organizar el torneo Centenario, replicando el esquema de sobornos que había resultado exitoso durante los últimos 24 años en América Latina y el Caribe.
Se presume que los acusados, tanto empresarios deportivos como dirigentes de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) y de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), cometieron una docena de delitos al organizar, transmitir y mercadear las últimas ediciones de la Copa América, desde 1987 y hasta 2023.Según la investigación del FBI, esos contratos fueron aceitados con 110 millones de dólares en sobornos, pagados a través de un circuito de bancos de Suiza y Estados Unidos.WeMatch es la cara comercial de Datisa, un grupo integrado por las compañías Traffic Sports, Torneos (antes conocida como Torneos y Competencias, TyC) y Full Play, que en 2013 fue favorecido con los derechos exclusivos de transmisión y mercadeo de la Copa Centenario y de todas las ediciones de la Copa América hasta 2023.
Las tres empresas contaban para entonces con una larga historia de negocios con las federaciones de fútbol de la región y en algunos casos, con gobiernos de América Latina.
Traffic Sports, propiedad de José Hawila, manejó en forma exclusiva los derechos de las anteriores ediciones de la Copa América desde 1987 hasta 2011. La firma Torneos, propiedad del argentino Alejandro Burzaco, era considerada la mayor productora y comercializadora de eventos deportivos de América Latina. Y Full Play Group se había hecho un lugar en la transferencia de futbolistas y en la organización de partidos amistosos en el Continente.

Getty Images

La sede principal de Conmebol en Luque, Paraguay.

Asunción 1991, la primera mordida
La historia de sobornos que involucra a los organizadores de la Copa América y al propietario de Traffic Brasil comenzó el 23 de enero de 1991, horas después de que  Conmebol  celebrara en su sede principal de Asunción, Paraguay, la firma de un contrato que cedía a la empresa los derechos exclusivos de transmisión de los torneos que se jugarían en 1993, 1995 y 1997.
Los tratos de Traffic con la Confederación Sudamericana de Fútbol habían empezado mucho antes, en 1986, cuando el paraguayo Nicolás Leoz asumió la presidencia del organismo. En octubre de ese año, la empresa firmó su primer contrato por 1.7 millones de dólares que le garantizaba los derechos comerciales exclusivos de las Copas de 1987, 1989, 1991.

Getty Images

Nicolás Leoz muestra los trofeos recibidos mientras fue presidente de Conmebol, entre 1986 y 2013 

Según a las investigaciones del FBI, llegado el término de ese primer contrato por cinco años y acabando de firmar el segundo, Leoz le planteó al fundador y propietario de Traffic José Hawilla, que “él haría mucho dinero con los derechos que estaba adquiriendo” y que, en consecuencia, “no pensaba que era justo que él, Leoz, no hiciera dinero también”.
Luego Leoz habría amenazado con no firmar el segundo acuerdo hasta tanto recibiera un pago en dólares por seis cifras en una cuenta designada por él mismo.
Desde entonces, sigue el relato de la fiscalía, Leoz continuó exigiendo coimas cada vez que se realizaba una Copa América, hasta el año 2011, cuando ya el pago no era de seis sino de siete cifras en dólares.
Nicolás Leoz, ahora de 86 años de edad, renunció a la presidencia de la Conmebol en abril de 2013, empujado por un escándalo de sobornos documentado ese año en un informe interno de la FIFA.  
El pasado miércoles 27 de mayo, Leoz fue internado en Asunción por un “cuadro de crisis hipertensiva”, en una clínica de su propiedad, tras recibir la noticia de que una corte distrital de Nueva York había solicitado su arresto provisional con fines de extradición por cuatro delitos de fraude y concierto para delinquir
Read 100 times